Enlace: Para que no se quejen los camareros

Para que no se quejen los camareros

Es habitual entrar en cualquier bar de nuestro barrio o zona de trabajo y marear al camarero de turno con nuestras interminables exigencias, pero esto ya es el colmo. Te imaginas “oiga camarero, mitad caliente, mitad fría y me pone la cara de mi prima Chari, que últimamente la veo de higos a brevas”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s